Sirio
SIRIO. Serie Blocks (Stars). 2019

Técnica Mixta. Acrílico sobre bloques de Madera.

60x 60x 5cms.

Soporte. Tabla con Bastidor

Peso. 5kg.

Obra enmarcada en Caja Americana blanca.

VENDIDO

SIRIO es una obra original de Eva Menezz realizada en 2020, de su serie Pictórico/Escultórica Abstracta denominada “Blocks” y de la que a su vez forma parte dentro de la categoría “Stars”.  

Creada a partir de bloques de madera de Abeto policromados con pintura Acrílica sobre tabla con bastidor.

Esta pieza puede prescindir de marco pero idealmente está pensada para una enmarcación en caja Americana Blanca.

 

Sirio, o Sirius en su denominación latina, es el nombre propio de la estrella Alfa Canis Maioris (α CMa), la más brillante de todo el cielo nocturno vista desde la Tierra, situada en la constelación del hemisferio celeste sur Canis Maior. Esta estrella tan notable, es en realidad una estrella binaria que es un sistema estelar compuesto de dos estrellas que orbitan mutuamente alrededor de un centro de masas común. Estudios recientes sugieren que un elevado porcentaje de las estrellas son parte de sistemas de al menos dos astros.

Sirio es muy conocida desde la antigüedad, por ejemplo en el Antiguo Egipto, la salida heliaca de Sirio marcaba la época de las inundaciones del Nilo, y ha estado presente en civilizaciones tan dispares como la griega, la maya y la polinesia. En ocasiones, y coloquialmente, Sirio es llamada «Estrella Perro» a raíz de la constelación a la que pertenece.

 

Las nebulosas son los objetos más sagrados del Cosmos. En ellas el gas difuso que existe disperso dentro de las galaxias se condensa y enciende nuevos soles. En efecto, las nebulosas son los lugares donde nacen las estrellas y donde éstas viven su infancia. El Sol y su séquito de planetas, satélites, cometas, planetas enanos y asteroides nació de una nebulosa hace unos 4650 millones de años. Algunas nebulosas tienen, además, un encanto particular. Sus formas caprichosas, con jirones de gas y polvo cósmico salpicados aquí y allá, formando a veces filamentos, otras veces oquedades, quizá alguna nube densa, junto con el peculiar colorido que muestran, aparentemente sacado de la paleta de un pintor abstracto.

 

Esta serie es un estudio de la correlación del color que observamos de las imágenes obtenidas de los grandes telescopios ópticos respecto del material del que están compuestas, de tal modo que esto nos sirve para establecer las características básicas de una estrella o una galaxia. Las estrellas jóvenes y calientes brillan mucho en colores azules, mientras que las estrellas viejas y frías tienen colores rojos. Galaxias que destacan en colores azules (como las galaxias de tipo espiral) tendrán gran proporción de estrellas jóvenes, mientras que las galaxias amarillentas (como las galaxias de tipo elíptico) estarán constituidas sobre todo por estrellas viejas. Las estrellas emiten luz en todos los colores del arco iris. Pero en las nebulosas la luz se emite en unos colores muy concretos que vienen dados por los elementos químicos (hidrógeno, helio, oxígeno, nitrógeno, azufre. Etc.)que existan dentro de ella, todo determinado por las leyes de la Física Cuántica.